Viejo y Solo

“Te vas a morir viejo y solo”.

Frase lapidaria repleta de razones y sin razones.

Razones las de ella, mas no las mías.

Combinación letal que me desgarró como cuchillo de carnicero, cuando ya estaba solo, y no tan viejo.

Que dura manera de reconocer que la obra de “Dios” no es perfecta, pero su castigo SI: ejemplarizante.

Compartir enaltece, la soledad nos es buena consejera.

Me echo a hombros la CRUZ de mi fracaso.

Me levanto y vuelvo a andar…tatuado, descosido y sin destino.

Siempre proclamé que el disfrute está en el camino. Ahora no lo sé.

Deje escapar mi destino, perdí el camino.

Solo espero que en este nuevo recorrido no me consiga con el Monte Gólgota, prefiero el de Los Olivos. ¿O es lo mismo?

Que más da.

 gAt

Anuncios