Pequeñeces ….NATURALES

GATITO
Me recibiste con la alfombra verde,
como antesala a tu majestuoso palacio vegetal;
con paredes de brisas y techo de cielo.
Apenas abres los ojos y ya paseas tu realeza gatuna.

CACHORROS
Avanzando contra la maleza, un ruido quejumbroso me detuvo.
La primera reacción fue buscar en el cielo, el lamento del gavilán.
Al afinar el oído sentí que el sonido era rastrero y deslizante.
Me tropecé con un cachorro de pocos días, de patas replegadas y
ojos cerrados que se movía a golpe de vientre.
Asumí que lloraba por alimento. Yo solo podía ofrecerle sudorosos calores.
Al aproximarme casi pisé al otro de la camada, rodando silencioso y por instinto.
Luego de girar y no percibir mas presencias, traté de acurrucarlos.
La sensación fue abruptamente interrumpida por un ladrido feroz.
Apareció la madre … pero no el instinto de alimentación.
Espero que mi retirada les haya devuelto los pechos.

HORMIGAS
Desfile de laboriosidad, con la comida sobre los hombros.
Una diversidad de manjares tambalean a estibadores en
perfecta procesión.
En el nido, las mineras cavan túneles a punta de tenaza para
almacenar las provisiones.
Ni mis sombras, ni mis pisadas logran interrumpir el ciclo.
Ojalá que otros salten … para que la vida siga sin bajas.

gAt

 

 

 

Anuncios