Ladridos para el emigrante …

“Bracco” es una mezcla fiera: mastín con pitbull.
Casi 50 kilos de imponencia. Es un adulto contemporáneo de 7 años.
Su padre de dos patas emigró a Israel, y se llevó su vitalidad.
La madre del emigrante lo ofrece al mejor postor.
No es posible criarlo entre paredes.

Hoy me lo topé en las lomas de Caracas. Ya lo había visto a la distancia.
Su paseador lo encadena con la voz. Es una amiga de la familia que se resiste a la idea de perderlo.
Mi sombra los sorprendió. En este duelo de temores, yo había perdido antes de comenzar.

Hicimos química, y juntos resoplamos por minutos que detuvieron el tiempo.
Mis instintos bajaron la guardia.
Me mordisqueó y hasta marcó sus patas en mi pecho.
Qué amanecer tan “Guau..buloso”.

Nunca podremos reemplazar al que se fue.
Seguramente existe reciprocidad de sentimientos.
En el ínterin … puedes contar conmigo noble y poderoso ejemplar.

gAt

Anuncios