Sietemares en La Costa Verde.

IMG_20170726_125218_423

Amanece en la Costa Verde, una fusión de bosque y mar que transcurre entre Los Caracas y Chuspa. Los primeros rayos del sol se marcan sobre un azul impecable. La vegetación es voraz, y avanza hasta el último farallón desafiando la gravedad. La mar se bate multicolor y con un rugido incesante.

Un poquito antes de llegar a Osma (aproximadamente a 7 km. de Los Caracas), se encuentra la entrada de la Posada & Spa Sietemares, haciendo alusión a las 7 playas disponibles, aprovechables y con abundante arena, aun cuando oceánicas. Sietemares es parte de un sistema de ecoposadas sustentables a lo largo de nuestras costas.

463

Aún hay que recorrer 3km bajo árboles empinados y sonidos camuflados que delatan la biodiversidad. Nos acompaña el curso de la Quebrada Cañaveral, con pozas de agua dulce. Una manada de monos nos da la bienvenida, junto con bandadas de conotos.

 

La construcción es armónica y gustosa. Los espacios son amplios para dar cabida a un paisaje infinito. Las habitaciones confortables, con terraza y hamaca para mecer el placer. El servicio esmerado sin perder la espontaneidad y flexibilidad que nos caracteriza. La comida variada, abundante y sabrosa.  Bar abierto (incluido en el paquete) desde las 7am, con bebidas y cocteles nacionales. Hasta te preparan una cavita para la playa a gusto del consumidor. Piscina panorámica, caminatas entre verdes y azules. Terapias para todas las necesidades y gustos que consienten al cuerpo al ritmo de las olas y permiten experimentar nuevas sensaciones: Piedras calientes, Reflexología, Relajante y la Chocoterapia donde te exfolian con azúcar y aceite de cacao, con aromas enviciantes y subyugantes.  Luego te frotan para terminar cubierto de chocolate al 100%. Sin duda te hacen sentir un Bombón de 80kg o al menos Un Gran Cacao.

Como muestra de la convivencia conocimos a Kelvin, un Fila mestizo y acuerpado, rescatado del abandono. Fiel compañero de nuestras caminatas matutinas. Todavía conserva la tímida desconfianza del abandono. Hay que ganárselo de a poco. También nos rondaron Sato (el Rottweiler), Paprika y una gatita con apetito insaciable. Entre los semejantes destacó Johnatan el joven y soñador bartender, buscando la auto superación para brindarnos el mejor servicio. Pronto tendrá competencias como barista.

Nuestros compañeros del disfrute fueron variopintos. Parejas, familias jóvenes, y hasta extranjeros residentes que no se pueden negar al exótico trópico cuando viene acompañado con la seguridad y comodidades del primer mundo.

451

Es admirable conseguir empresarios emprendedores de probada trayectoria en el turismo ecológico, con una visión de largo plazo y sustentable. Donde todos ganamos: la naturaleza, las comunidades, los turistas y la economía.

El cielo se tiñe con lentitud para que nadie se pierda el espectáculo. Un atardecer sobre rocas esculpidas con erosión inclemente. El cuerpo levita desviando el paso de la brisa. Hay que regresar y correr la voz para que muchos puedan vivir esta experiencia irRepetible.

Agradezco un año más de plenitud, esperanzado en un nuevo amanecer para todos los que están, los que son y los que volverán.

184

Gerardo Antoni (gAt)

Email: gantonit@gmail.com

Blog: http://www.gerardoantonitaborda.com

Face: Gerardo Antoni

Instagram: @gerardoantonit

____________________________________________________________________________________________

Datos:

La posada cuenta con 54 habitaciones y próximamente un Centro de Convenciones.

Obtuvieron el Certificado de Excelencia Trip Advisor 2017

Las habitaciones cuentan con DirecTV.

Diariamente proyectan películas para los niños.

No dispone de servicio de internet.

La comunicación por celular es muy limitada (Me consta para Movistar y Movilnet).

¿Cómo contactarlos?

www.sietemares.com.ve

Face:  sietemares ecoposada & spa

Instagram:  @posadasietemares

Anuncios