Recompensas merideñas luego de El Camino Real El Carrizal….

gavidia 8

Luego de cuatro días sumergidos en lo natural, nos recompensamos con hospedajes y gastronomía de altura:

Casa Kuruba en Escagüey.. Mejor IMPOSIBLE.

Soy un zorro…viejo, y viajero empedernido desde siempre, dentro y allende nuestras fronteras. Pocas veces un hospedaje había excedido mis expectativas y con creces.

Estar anclado en un valle con vista a La Sierra Nevada de Mérida es un privilegio, pero cuando el paisaje no te abandona en ningún rincón de la casa, es otro nivel.
Una arquitectura rústica con lujo en los espacios y detalles. Techos altos con vigas entrecruzadas, pisos de madera, ventanas panorámicas por doquier, obras de arte, mobiliario mullido y de madera noble.

La habitación principal con balcón, un pequeño estudio y hasta vestier.
Es Casa Kuruba y falta más… La espléndida atención de Karina e Iván; dos lugareños con actitud y aptitud que sorprende. Un trato que llega al consentimiento. Se nota que tienen escuela.

Comida deliciosa, abundante y servida con mucho esmero.
Desayunos para todo el día: cereales, frutas, jugos naturales, combo de arepas de trigo y maíz, nata, mantequilla, queso a la plancha, un perico con textura de mojo y café de primera. Panes y postres hechos en casa. Muchacho negro, róbalo con salsa de vegetales, bollos pelones, sopa de auyama con trozos de queso ahumado y tocineta crocante, pasta al olio con pesto.

Baños con toallas mullidas, champú y crema humectante de “autor” y jabones artesanales espléndidos.
Además tuvimos el privilegio de ser huéspedes exclusivos y consentidos por ser temporada baja.
Por si fuera poco, está rodeado de senderos con horizonte infinito y vistas del mas allá. Ahhh…También nos deleitó Lira, una pastor belga fuera de serie.

Se los recomiendo para toda la familia y todos los momentos. Volveremos…
Palabra de gAt😸

@casa_kuruba     @operadoraescaguey

Alimentos KQT y su Bistro … Lo MÁXIMO.

Desde hace rato soy un FANÁTICO de sus productos: quesos cremosos y madurados, dulces, delicadas, mermeladas, mostazas, hierbas para infusiones y más. También tuve el privilegio de visitar su Bistro el pasado Abril como AutoPremio luego de enCumbrar el Pico Humboldt.
Un excelente ejemplo de lo que es cocinar bajo el concepto de “milla cero” (productos a la mano). Desarrollé un afecto especial por todas las generaciones de la Familia Machado que se arraigaron en esta hermosa tierra y te atienden de manera excelsa Una y Otra Vez. Son inspiradores.

En esta oportunidad abrieron solo para Dos. Un smoothie de Curuba preparada por las pequeñas, un menú enCantado por María Eva con el coro de las nietas, y como siempre Gloria tras los fogones; mientras Ana Elisa estaba a cargo de la elaboración de un lote de quesos de autora, y Daniel; el Patriarca y observador destacado de aves (tengo uno de sus calendarios como un tesoro) nos enriquecía con sus anécdotas.

Para comenzar una tabla de quesos de su propia cosecha, luego una tabla de embutidos con sus mostazas, crema de champiñones con sabor concentrado, crepes con vegetales del huerto, raviolis rellenos de queso y vegetales con salsa nápole y chips de kale (col rizada), lomito con mostaza de mora, y para coronar una crepe flambeada con dulce de leche saborizada y cambur, e higos con ricota. Para asentar la comida, aromáticas infusiones.

DIVINO por los cuatro costados y todos los sentidos. ¿Se puede aspirar más? Si…Terminamos con una visita guiada del huerto que nos proporcionó gran parte del deleite.

Sin un asomo de duda, Volveremos Una y Otra Vez y en el interín seguiremos consumiendo su variada oferta de deliciosos productos.
@alimentoskqt.

 

Los Balcones de La Musuy … una estadía privilegiada sobre el Páramo de Gavidia.

Enclavado en lo alto de La Musuy, a solo 5 minutos de Mucuchies se encuentra este cálido hospedaje en un paraje donde la temperatura puede calar los huesos.
Los encargados son Alexander y su esposa Marta, con un don de gente como pocos. Los apoyan los serviciales Yime y Yeny.

Cabañitas para parejas con vista enSierrada, cobijas de lana, agua abundante, calientita, y hasta calefacción; de ser necesario.

Las áreas comunes son una añoranza, con objetos del campo y muchas reliquias. Sala de juegos para todos los gustos y sin perderse “la vista”, así como de lectura. Además para quienes no quieren perder el contacto, tienen WiFi.

El desayuno cambiaba todos los días: huevos revueltos, tortilla, pisca; con arepitas andinas, nata y jugos naturales.
Para las cenas, unas ensaladas del huerto adictivas, con papa, zanahoria, remolacha, tomate y lechuga.

Y por si fuera poco, nos brindaron un servicio de lavandería para toda la ropa curtida por una travesía de 4 días entre montañas.
Además está a un sendero corto de distancia de las Aguas Termales de La Musui, un impelable en temporada baja.

Ahhh…Y tuvimos la compañía permanente como huéspedes y caminantes de Cenizo, Canelo y Princesa, unos caninos muy especiales.

Muy Agradecidos y complacidos por la reparadora y gratificante estadía en Los Balcones.

@balconesdelamusui

 

20180926_183217

150 Pizzas … Uno de los secretos mejor guardados de Santo Domingo, Edo. Mérida.

A pesar de tener décadas viajando a Mérida por los páramos, y haberme hospedado muchas veces en Santo Domingo, NUNCA me había acercado a 150 Pizzas, quien ya cuenta con mas de 25 años de trayectoria (tienen nueva ubicación: carretera Mérida-Barinas, CC Ibiza, nivel sótano, antes de La Trucha Azul si vienen subiendo desde el pie de monte). Su publicidad es tímida, casi de boca en boca, a pesar de contar con el aval de “Trip Advisor” (Restaurante 150 Pizzas). En esta oportunidad tuvimos la oportunidad de contar con un lugareño: Reinhold Martinez (@reinholdmartinez), quien fuera uno de nuestros guías en la travesía por El Camino Real de El Carrizal. Aun cuando las pizzas son el anzuelo, cuentan con un menú variado, cocina regional e internacional, delicateses y vinos de calidad, allende los consabidos de mora.

No se pueden ir sin probar los “escargot” una de las tradiciones cultivadas en casa. Mi trucha al limón estuvo exquisita, al igual que la pasta de mi pandilla y la ensalada de la casa. Los postres también merecen reservarles un lugar especial (crepes rellenas de chocolate). El lugar es sorprendente. Tiene un aforo de mas de 100 personas, en un ambiente acogedor y con la infraestructura para montar espectáculos en vivo.

El Emprendedor, Gerente, Chef Director y COCINERO es Douglas Uzcátegui, quien también nos deleitó con un preámbulo de sus anécdotas de vida, de su montañismo, hallazgo precolombino, y hasta su obra literaria.

Volvimos cargados de una experiencia maravillosa, mas allá de lo culinario…y además nos trajimos productos hechos en casa: vinagre balsámico de mora, setas, “caviar” de trucha natural y semiahumado, y una especie de “peperoncino” hecho con ají mongo o rocoto (Capsicum pubescens); extremadamente picante al natural, deliciosamente amansado al deshidratarse, ají dulce y otros secretitos.

Sin duda una parada obligada.

@150pizzas

 

 

También disfrutamos y apreciamos la gastronomía familiar y acogedora de Las Toscanas, restaurante que funciona en Mérida desde 1963. Les recomiendo sus sopas, así como su mermelada de mora, colmada de semillitas. Otro descubrimiento fue el restaurante-pizzeria Las Veladas, ubicado en La Toma, muy cerca de Mucuchíes en la vía al páramo.

@toscanalatienda

@las_veladas

 

 

Gerardo Antoni Taborda (gAt)

Cel. 58 424 1971326

Email: gantonit@gmail.com

Facebook Gerardo Antoni

Instagram @gerardoantonit

Anuncios