Para María Magdalena Martos Serranos…en sus ochenta años

Vivir entre montañas y “lomas” forja el carácter.

Amanecer entre un sol velado por la niebla,

respirar el rocío al abrir los ojos,

escuchar la naturaleza dentro del hogar, nos hace agradecidos y solidarios.

No importa donde nos encontremos, el terruño vive adentro.

Hoy nos reunimos para rendirle un merecidísimo tributo a la muy querida María Magdalena Martos Serrano: Mami, Magda, Nena y hasta la “Chama”.

80 años no han pasado en vano …hay un legado de:

  • 9 hijos: Pedro, Enrique, Santana, Marisol, Omar, Irma, Maritza, Herlinda y Milaris.
  • 15 nietos; encabezados por Jesús.
  • 4 bisnietos; siendo el primogénito Steven.
  • Son de “La Loma” … muchos afectos; y la amiga del alma: Carmen Rodríguez.

Desde aquí también saludamos al recio Santana Rivero, quién de seguro le estará suspirando al oído algunos de sus piropos, los cuales germinaron en el mercado y no dejaron de dar cosecha.

Su salud es prodigiosa…su cuerpo erguido e hiperkinético así lo evidencia.

¿Su secreto?, ocupación permanente, muchas suelas gastadas y una entrega incondicional a sus semejantes y a los que no lo son tanto.

A Magda no le sobran palabras; no le hacen falta.

Su mirada es elocuente y su picardía sigue a flor de piel.

Siempre ha procurado la unión familiar, en las buenas y en las otras…pero a la calladita.

Su amor es desbordado. No se le adosan ni amapuches ni besuqueos, pero siempre sabe lo que pasa, siempre entrega lo que se necesita.

 Magda no está sola. Siempre ha tenido una gran fé: su altar, sus santos y la visita a la Casa del Señor.

 Magda esperamos que este día; tú día sea inolvidablemente alegre y con una musicalidad que se convierta en la melodía de tus recuerdos.

¡¡¡ Feliz Cumpleaños ¡¡¡

gAt

Anuncios