Eroticuras I

Tu calor reposado es la amarra que me impide zarpar,

a pesar de que el sol asoma….y el quehacer me reclama.

En tus brazos me despojo de toda pretensión,

siento un escudo protector donde verter mis más profundos sentires.

Tu compañía es aliciente para vivir la longevidad a plenitud.

Eres el milagro del renacer,

y mi única intención es que nuestra felicidad se prolongue sin cesar.

_________________________________________

Todo comenzó con la admiración desbordada de tu sensual feminidad.

Demasiada mujer para ser verdad.

Una voz firme y segura, una risa fácil y sin desperdicio coronaron el primer encuentro.

Luego vino el descubrir de tu fino humor, los contrapunteos y una misteriosa barrera que a ratos se entreabría.

De repente y sin el menor recato la entrega sinuosa, acuosa, vibrante, quejona e inolvidable, haciéndole juego a todo lo demás.

Eso hubiera sido suficiente para siempre.

Pero aún me esperaba tu ternura, tus detalles y ese amor del bueno que me aferra a la vida.

Te amo con ilusión en el primer día de todos los demás.

__________________________________________

El frio apareció, estaba de parranda.

Es divinamente soportable…..aun cuando me atormenta la ausencia de tu calor.

Te adoro desde el tango…hasta el joropo.

Besos plateados desde el rio Ídem.

_________________________________

Se desataron los cabos.

Con furia se soltó el viento, rivalizando con un frio que cala.

El cielo esta a tono de grises.

Solo existe color en este corazón que te transpira noche y día.

Un beso arcoíris.

_____________________________________

No siempre el destino es el camino.

Cuando el hogar se abraza,

cuando la bienvenida es atención esmerada,

cuando los detalles me aguardan en tus labios,

cuando la feminidad está en hipérbole…

el destino eres TU…

______________________________________

 

Anuncios