Clarines… Una Iglesia, un río y mucha historia.

WP_20140725_014

Iglesia de Clarines – San Antonio de Padua

 

Nuestra Sra. de Los Clarines fue fundada el 7 de abril de 1594 por Francisco de Vides natural de la provincia española de Huelva, cuya patrona es la Virgen de los Clarines. El Clarín es un instrumento musical de viento que se utilizaba como cuerno de caza o toque de guerra. La tierra era habitada por los indios palenques,q ue estaban ubicados en la desembocadura del rio Unare. El rio siempre habilitó el comercio de la región. Nace en la Mesa de Guanipa cerca de Pariaguan, recorre más de 200 kilómetros, atraviesa el pueblo, alimenta la Laguna de Unare y la de Píritu y desemboca en El Mar Caribe. La zona circundante a Clarines era conocida por los indígenas como Aripata, que en su lengua significa sitio poblado de robles.

Desde mi época de muchacho, me han cautivado las iglesias como epicentros de la vida de un pueblo. Aun en los  más desordenados la Iglesia mantiene su prestancia como lugar para honrar al Señor, y encontrarse en privado y colectivo. Siempre existe una comunidad presta a ornamentarla. La de Clarines es excepcional, en un pueblo que parece un bazar, con una entrada plagada de tráfico e improvisación que no devela el tesoro que acobija.

La iglesia de Clarines: San Antonio de Padua es Patrimonio Histórico Nacional. Fue construida alrededor de 1760. Sobresale entre varias hectáreas de casas coloniales y caminos empedrados que la anteceden. Previamente existió El Fortín del cual solo quedan retazos de sus fundaciones. Clarines se convirtió en Misión en 1672 y la Iglesia se construyó sobre los restos de El Fortín. Es una de las construcciones más originales de la época colonial. Semeja una fortaleza, con una construcción maciza e imponente de muros gruesos y una gran bóveda. El Retablo mayor, y los retablos gemelos ubicados al extremo están pintados de colores vivos: azul y rojo. La Virgen que reposa en un nicho del Altar Mayor, es una reliquia pequeña que data de 1370, y fue traída por los colonizadores (1). Estuvo extraviada y la encontraron en una hacienda avanzados los 1900 (1). Posteriormente trajeron otra imagen de La Virgen que no tiene el mismo valor histórico. La fachada posterior tiene esculpida en el tope la imagen del diablo con la cruz encima. Dice la historia que los franciscanos otorgaron la libertad al esclavo autor de la ocurrencia, por su simbólica creatividad: el demonio fuera de la Iglesia y aplastado por la cruz. (1). Las fiestas patronales de Clarines honran a San Antonio el 13 de junio.

WP_20140725_022WP_20140725_023(1) WP_20140725_025El almuerzo obligado fue en El Parador de Eddy, un restaurancito frente a la Laguna de Unare con paredes de brisa y el Istmo Caribe en el horizonte. Siempre me ha servido a plenitud en lustros de asistencia. En esta oportunidad me anote con el asopado de mariscos, pero también me he deleitado con el lebranche, el hervido de pescado, y los camarones de la laguna.

Antes de partir hay que adentrarse en El Istmo, refugio de aves de esta y otras latitudes. Debajo del Puente La Mora se unen una Laguna altiva; alimentada por el río Unare y un mar que se resiste a ser invadido. La playa es escenario de un duelo de habilidades entre el lebranche y pescadores con la red al hombro. Cuando la vista acierta la recompensa puede pesar hasta dos kilos.

WP_20140726_010

Lebranche

WP_20140727_003(7)(1)Bandadas de Cotúa en formación vuelan apresuradas, huyendo de la lluvia que se huele y se ve como cortina de agua. Es hora de emprender el regreso bajo el manto de La Virgen y San Antonio.

P1120968Gerardo Antoni Taborda (gAt).

DATOS:

(1) Información suministrada con convicción, muchísimo orgullo y profesionalismo por el celador de La Iglesia, nacido en Clarines y trabajador de la Alcaldía del Municipio Bruzual. La iglesia estaba abierta de par en par un día de semana. Según cronistas y miembros ilustres de la ciudad, no es posible asegurar que la reliquia es la que trajeron los conquistadores, pero sin duda data de una fecha anterior a la construcción de La Iglesia.

(2) Para llegar a Clarines tomar la vía a Oriente, se atraviesa Barlovento (Caucagua, El Guapo, Cupira), se deja atrás Boca de Uchire y luego de media hora (45 kilómetros) se encuentra el desvío. No hay indicaciones notorias para llegar a La Iglesia, pero está en una colina apenas se entra al pueblo. El mejor GPS es preguntar. No hay pérdida.

Anuncios